miércoles, 27 de agosto de 2014

Bienvenidos al Mar Interior



!Bienvenidos al apasionante mundo de Pathfinder!.

Tras un largo tiempo de sequía rolera por estos lares y aprovechando que en poco tiempo comenzaremos la senda de aventuras de Pathfinder "El auge de los señores de las runas" me gustaría re-aprovechar el blog para poder ir resumiendo cada una de la sesiones de juego y permitir de este modo que todos los interesados sepan de primera mano como avanza esta nueva aventura.

Como sabréis, la senda de aventura es una campaña para jugadores que comienzan en nivel 1 y llegan hasta nivel 20. Siendo una aventura tan larga conviene saber y preparar de antemano el personaje que os gustaría llevar.

Por todo ello y para que durante este mes en el que estaré ausente, os indico los manuales con los que en un principio podréis contar para prepararos los personajes:
  • Reglas básicas de Pathfinder  (En castellano).
  • Bestiario (En castellano) .
  • Guía del mundo del Mar Interior (En castellano).
  • Guía avanzada del jugador (Sólo en inglés. No se incluyen los puntos heroicos).
Junto con estos manuales, es recomendable que en la medida de lo posible le déis un repaso a los siguientes suplementos:
  • Manual básico del Mart Interior (disponible en castellano en el DropBox de Devir)
  • Guía del jugador de la senda de aventuras del Auge de los señores de las runas (aun no oficial en castellano, disponible una traducción del inglés en el Foro de Archiroleros).
Así pues, si los vientos no son favorables y para Septiembre Devir se digna a lanzar el manual de la senda de la aventura comenzaremos la aventura en Ocubre.

!Que rueden los dados!

P.D: Si alguno quiere hojear los manuales en físico los tendrá Pity.



miércoles, 27 de julio de 2011

¡Dios salve a la Reina!


Tras un largo mes de pesquisas e intentos de reunir toda la información posible, nuestros héroes se reunieron lejos de ojos indiscretos en la bahía de Metrol para decidir su curso de acción.

Después exponer los distintos puntos de vista, decidieron hacer uso de la sutileza e intentar infiltrarse en medio del banquete para colar en la bebida de Ostren un suero de la verdad que, con las preguntas adecuadas, esperaban que delatase al tío de la reina...

Una vez todo estuvo aclarado, se pusieron manos a la obra: Lan y Myev tenían invitación e infiltrarían a Darlon en una bolsa de contención, mientras que Viboraz y un nuevo bárbaro que recordaba al finado Tulkas se infiltrarían en la fortaleza como empleados de la Compañía Real de Teatro.

Los montadores no tuvieron problema y llegaron temprano al lugar del festín, aunque tuvieron que trabajar de lo lindo mientras intentaban averiguar quién serviría la bebida durante el banquete y despistaban a un elfo bardo de la compañía de teatro que parecía haberse empecinado en controlarles. Cuando estaban terminando, otra compañía circense apareció en escena liderada por un elfo con unas extrañas marcas oscuras que cubrían su cuerpo el cual consiguió sacar de quicio al "supervisor" de estos. Los recién llegados serían los últimos en actuar...

Casi al mismo tiempo, el resto del grupo llegaba al castillo tras haber pasado sin problema alguno los distintos controles de seguridad. Apenas tuvieron tiempo de reconocer el terreno y hablar con Araña (convenientemente disfrazada) durante la recepción. Sin embargo, antes de entrar consiguieron soltar a Darlon que, gracias a su extraordinaria orientación y capacidad evasiva, consiguió escaparse y reunirse junto a Viboraz y el bárbaro en la zona de camareros contigua al salón real.

Lan y Myev disfrutaron de una alegre velada intentando pasar desapercibidos y disfrutando del caro y elaborado espectáculo que el extraño elfo con marcas y 2 de sus acompañantes les estaban brindando, al tiempo que en la sala adyacente sus compañeros esperaban el turno del 3 brindis de la noche momento en el cual aprovecharían para verter el suero en la copa de Ostren que previamente había sido identificada.

Una vez llegado el momento, no tuvieron mayor problema en cumplir su objetivo y la copa llegó a manos de Ostren que, tras brindar por la reina y el reino, se tomó la copa de vino junto a la reina.
Darlon, sin embargo, vio que justo después de tomar la copa de vino Ostren vació el contenido del badajo de un colgante de campana que adornaba su cuello en otra copa y bebía su contenido de inmediato. En ese mismo instante, el misterioso artista elfo lanzó sendas espadas de madera a sus compañeros que al llegar a su mano se habían convertido en espadas de afilado acero. El intento de asesinato daba comienzo...

En un rápido movimiento, el elfo se ocultó en las sombras y trepó hacia la balconada real. Sus dos secuaces intentaron hacer lo mismo, pero un certero flechazo de Araña, que estaba vigilante, puso fin a sus intenciones y a su vida. El otro asesino consiguió llegar hasta la reina, pero antes de que le diera tiempo a hacer nada la reina comenzó a levitar y él cayó muerto victima de otra flecha de Araña.

El elfo, por su parte, viendo que la intentona de asesinato había sido un fracaso y que un cuchillo (más concretamente, el de la carne de Lan) se le había clavado en un hombro, se decidió por la única alternativa posible y, con una gran capacidad de movimiento, consiguió salir del palacio sin ser apresado.

Nuestros héroes llegaron a la balconada a tiempo de recoger a la reina, que caída desvanecida por el veneno depositado de su copa. A su vez Ostren fue apresado, ya que en plena vorágine y afectado por el suero de la verdad no pudo contener sus emociones y gritó a los cuatro vientos su intención de acabar con la vida de la reina. Su condena la decidirá el rey, si aún sigue vivo cuando lleguen a Tronofirme...

sábado, 5 de marzo de 2011

Un encargo de alta alcurnia


Hacer hablar al prisionero no iba a ser fácil . Menos aún cuando se dieron cuenta que el susodicho no tenía lengua, así que nuestros héroes tiraron de repertorio mágico y gracias a un pergamino de detectar pensamientos y algo de labia y disimulo consiguieron saber donde se reunía la plana mayor de La Hermandad. El sitio en cuestión era una posada llamada "El taburete cojo" situada el un barrio marginal de laciudad.

Dispuestos a acabar con ellos para cobrar la recompensa del posadero, esperaron al anochecer para dirigirse hacie el lugar en cuestión. Lan decidió hacerse pasar por el ladronzuelo sin lengua, con la esperanza de que su apariencia y su buena tirada en disfrazarse le permitieran reunirse con la plana mayor de la organización. Posteriormente, Khamul, Daron y Viboraz entrarían en la posada por lo pudiera suceder.

En la posada, solo unas pocas mesas estaban ocupadas. Sin embargo, en los reservados adecuadamente repartidos por el local parecían estar bastante concurridos. A Lan la reconocieron en el momento como miembro de la Hermandad y el camarero le indicó que le estaban esperando en el lugar habitual. Ante la falta de ideas y al no saber donde dirigirse, fingió estar ebrio perdido para que el camarero le llevara al lugar dispuesto.

Entretanto, el dinosaurio de Khamul canusó sensación en el lugar y el camarero llegó con él a un acuerdo de exposición a cambio de bebida gratis. El resto del grupo vigilaba la estancia mientras que intentaban pasar desapercibidos.

Poco rato después, 2 muchachos salieron de un reservado y salieron de la posabada. Viboraz y Daron, que estaban atentos a ualquier movimiento, se dieron cuenta de que era dos de los chavales que sirvieron de cebo en el atraco a la sede de la casa Kundarak. Sin embargo, ellos también les vieron pero, no queriendo levantar sospechas, dejaron irse a los 2 mozos, momento en el que se dieron cuenta que la cuenta atrás había comenzado.

Lan fué conducido a la despensa por el cocinero, que activo un mecanismo secreto que hizo que uno de los tabiques del edificio se desplazara. Una vez solo, dió el aviso a sus compañeros mediante el anillo de comunicación. Estos, gracias a una sutil maniobra de distracción de Khamul (que ordeno agitarse a Mascahuesos) consiguieron eludir a toodo el mundo y llegar a donde Lan les espera.

Algo temerosos pero decididos bajaron las escaleras y se encontraron en una pequeña sala en la que 4 personas (1 mujer replicante, un humano guerrero, un hechicero y otro humano al que no puedieron ver el rostro) les eestaban esperando aparéntemente.
Se identificaron, al igual que nuestros héroes, como la cúpula de la Hermandad y ante la exigencia de Khamul, les contaron sus motivaciones y planes, a la vez que les proponían un suculento trabajo.

La organización se había constuido hace poco tiempo. En un principio se dedicaban a pequeños hurtos con los que intentaban paliar la graves deficiencias en las condiciones de vida de los refugiados que llegaban a Metro provenientes de las zonas de incursiones enemigas. Sin embargo, en los últimos tiempos las cosas habían comenzado a complicarse: cada vez eran más los refugiados que llegaban a Metrol y decididos a atajar por lo sano esa situación de desamparado, habían decidid no solo robar para poder mantener a los refugiados sino a cabar con toda persona y/o organización que amenazase con la inestabilidad y por ende, el bienestar del reino.

Así que ahora estaban enfrascados en acciones de más nivel. Les contaron que la cuestión sucesoria estaba intentando ser saboteada por miembros cercanos a la reina de Cyre. Más concretamente, les revelaron la identidad de unos de sus tíos como conspirador y les propusieron un asesinato a sueldo: 3000 p.o y el equipo sería el precio acordado.
Nuestros héroes aceptaron la oferta y se les dijo que, visto la complejidad del asunto, tendrían un mes para realizar los preparativos convenientes.

Así que todos se pusieron en marcha para intentar lograr los medios y PX necesarios para acabar con el "conspirador".

martes, 15 de febrero de 2011

Vigilando a los vigilantes














El escenario estaba dispuesto y sólo quedaba preparar el decorado...

Nuestros héroes, sabedores del lugar y la fecha del asalto, decidieron investigar sobre el terreno la mejor manera de prepararse para el asalto a la sede Kundarak.
Lan y Khamul decidieron entrar al banco mientras que el resto de miembros del grupo inspeccionaban los alrededores de la zona en busca de los mejores lugares para preparar la emboscada a los miembros de "La Hermandad".

Haciéndose pasar por representantes de la alta alcurnia, el/la replicante y el mediano de Talenta consiguieron que una amable administrativa enana les mostrara las principales estancias del lugar para hacerse con la disposición de las distintas salas. Una vez peinado el lugar y con la promesa de que volverían, Lan se transformó en una hosca semiorca, compró una botella de licor y se dedicó a recorrer las calles adyacentes simulando estar bebida, mientras Khamul se quedaba a las afueras de la posada vigilando los alrededores.

A su vez, Darlon y Viboraz escrutaban el exterior del lugar en busca de posibles entradas y/o escapatorias. Darlon decidió colocarse en lo alto de un edificio mientras que Viboraz decidió intentar pasar desapercibido disfrazado de mendigo en una calle contigua a la del banco vigilando una alcantarilla.

Apenas una hora después comenzó el espectáculo: 2 parejas de harapientos chavales que portaban una especie de bolas brillantes aparecieron de las calles perpendiculares al banco y las lanzaron contra los guardias. Lejos de ser un arma ofensiva, las esferas se desintegraron convirtiéndose en una retahíla de fuegos artificiales que animó a todos los presentes salvo a los guardias, que con un enfado más que palpable echaron a correr tras ellos. En ese mismo momento y gracias al Detectar Magia que previamente se había lanzado, la semiorca vió como "algo" trepaba la verja del solar adyacente al banco y llegaba hasta el muro este del mismo, desapareciendo todo rastro del incursor como por arte de magia.

A su vez, en la azotea en la que estaba apostado Darlon, una pequeña silueta se deslizó sigilosamente hacia la cara norte del edificio, hizo una seña al frente, y arrojó algo a la calle. Darlon no se lo pensó dos veces; en cuanto el hombre intentó huir por donde había venido, le sorprendió con un par de furtivos que acabaron con él.
Sin embargo, no pudo hacer nada para avisar a sus compañeros de que algo había sido arrojado al suelo.

Unos instantes después, un ensordecedor ruido procedente del objeto arrojado desde la azotea hizo que todo el mundo se llevara las manos a los oídos. Aprovechando la confusión reinante, la luz que había penetrado en el edificio volvió a hacerse visible y volver por el mismo sitio. Sin embargo, Lan estaba esperándolo y en una acertada maniobra consiguió dormir al objetivo, un humano que portaba en su mano un pergamino. Entre él, Khamul y Viboraz consiguieron sacarlo del solar y ponerlo a buen recaudo en la taberna de su contratista.

¿Quién será ese personaje?¿Que ha sustraído de las cámaras enanas? Esto y más en la siguiente sesión.

miércoles, 26 de enero de 2011

Historia de Myevka´ Ruk (Myev)










Raza: humana

Alineamiento: Caótico bueno

Religión: El lazo ardiente.

Personalidad

Valiente y despiadada con los enemigos (se refiere a los infernales). Leal a su clan. Inquieta en cuanto al mundo exterior. Extremadamente observadora y cauta.

La lealtad a su clan es innata debido a que en el grupo del que ella proviene, es imprescindible para la supervivencia. La valentía la heredó de su padre, explorador de los confines de Eldeen que llegó a su tierra atraído por la lucha contra los infernales. Su madre, sacerdotisa del lazo ardiente, le inculcó su fe. Desde que un rakshasa marcó su cuerpo en una emboscada, su meta es combatir lo mejor posible a estos errores escupidos desde la sima de Khyber y todos los que compartan su depravación. En este punto, toda bondad queda eliminada para dar paso a una cruenta y despiadada exterminación. También como consecuencia del citado ataque, Myev tiene ojos hasta en la nuca y siempre está atenta a todo lo que le rodea.

Descripción física:

Myev es una chica de estatura media y complexión fuerte por su condición de guerrera. Tatuados en su piel lleva marcas de “el lazo ardiente”, que la identifican con su fe y la protegen de aquellos seres demoníacos con los que ha convivido siempre. Su espalda está atravesada con las marcas de una zarpa rakshasa que una vez consiguió derribarla por detrás. Su pelo es largo y de color rojo anaranjado como símbolo de feminidad en su clan; trenzado finamente tal y como se lo peinaba su abuela de niña y normalmente recogido con un dardo de madera con la punta de plata, herencia paterna. Sus ojos negros son escrutadores y siempre atentos a lo que ocurre a su alrededor.

Familia y clan

Myev pertenece al Clan Maruk. El asentamiento principal es la cueva Maruk Dar, cerca del lago de fuego y los riscos de la sombra. Es una zona de cañones, riscos y gargantas. Perderse es fácil debido a los continuos desprendimientos, inundaciones y ríos de lava que aparecen y desaparecen. Yerma. El sonido aullante del viento es una continua y desagradable compañía, así como los cantos de los infernales a sus señores. Los guerreros del clan patrullan el laberinto en busca de sus enemigos y de incautos viajeros.

Salir de estas tierras es algo frecuente en los clanes debido a su alta mortalidad. Se envían habitualmente emisarios valientes a explorar el mundo y reclutar nuevos miembros para el clan de manera que su lucha contra el mal se perpetúe. Este es el destino de Myev, en la actualidad.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Una aventura en Metrol

A Metrol, capital de Cyre se la conocía como la "Joya de la corona". O al menos, así lo pensaban nuestros héroes, antes de intentar acceder a ella.

En las murallas exteriores guardías de la ciudad interrumpieron el paso a la compañia ambulante con la que Khamul viajaba y en el mismo que momento en que otras personas (entre ellos, Viboraz, Tulkas y Lanáride). La llegada de refuados cyr desplazados por un ataque en el noreste del reino había sobresaturado la ciudad y el acceso estaba restringido a mercaderes sólamente. Sin opciones de poder entrar en la ciudad, decidieron refugiarse en "la Herradura Oxidada", una hospedería regentada por la casa Ghallanda en compañía de la feria.

Tras tomar unas cervezas y escrutar al personal, nuestro héros fueron llamados a una mesa en la que 3 medianos con unas vestimentas algo "llamativas" para Khamul les ofrecieron un trabajo de contrabandistas. Deberían entregar en Metrol una cargar a elegir entre: armaduras y armas, sacos de grano y sustancias ilegales. Para probar su destreza y sigilo les encargaron una prueba: conseguir mezclar la bebida de unos humanos ruidosos y amenazantes de la taberna con unos polvos que les harían caer dormidos en el acto.

Dicho y hecho, el grupo elaboró una serie de maniobras de distracción para que Khamul consiguiera gracias a unas grandes tiradas de esconder y moverse sigilosamente mezclar la bebida con la sustancia. Aparentemente nadie se dió cuenta y comenzaron a caer rendidos uno a uno. Sin embargo, uno de los humanos se percató de la argucia y no bebió nada. Gracias a una rápida actuación de Roland (amigo cercano de Lanáride) que disimuladamente lanzo un conjur de dormir el problema no pasó de ahi.

Con la prueba superada, los medianos accedieron a contratarles. Eligieron la opción de los sacos de grano y tras aclarar los puntos más comprometidos del asunto (el garrudo de Khamul sería metido en la ciudad en una carreta de un comerciante mientras ellos entraban por un pasadizo secreto) se despidieron hasta medianoche, momentos que unos aprovecharon para beber y otros para calentar la cama ajena...

Pasada la medianoche uno de los medianos que se presento como "uno", les acompaño hasta una trampilla situada en el muro exterior de la muralla hábilmente escondida. Les indicó que solo tendrían que atravesar un túnel y llegarían a un piso franco. Desde allá tendrían que buscarse la vida para llegar ahsta el distrito mercantil y allí entregar la mercancía a un tal Tarok.
Dicho y hecho, se adentraron por la trampilla y tras una breve caminata llegaron a una especie de puerta de madera. Todo habría sido muy fácil si "uno" se hubiera acordado de darles la clave de entrada correcta...
Tras unos momentos de tensión (y juriños por parte de Viboraz y Tulkas) consiguieron hacer entrar en razzón al "guardia" (que resultó ser un niño mediano) para que les dejara pasar. Allí les indicaron la locaclización del puesto de Tarok y además les proporcinaron la dirección de una posada en la que podrían pasar la noche hasta que abrieran el mercado.

Con gnas de acbar cuanto antes, salieron de noche con la intención de atravesar la ciudad pasando inadvertidos, cosa que consiguieron hasta que, en un pequeño callejo, 3 humanos les tendieron una emboscada. Tulkas dió cuenta de 1 de ellos con un extraordinario golpe mietras que entre Roland, Viboraz y Khamul consiguieron eliminar a otro adversario situado en un primer piso de un edificio colindante. El 3 humano en discordia huyo. Sin embargo, Viboraz, que en el fragon del combate no se le ocurrió otra cosa que tirar su única daga argentada al humano del primer piso, decidió subir con una cuerda enganchada a un garfio a buscarla. No solo no consiguió la daga, sino que un segundo hombre que estaba apostado en la ventana consiguió herirle al aparecer por la ventana y cortó la cuerda, haciendo que Viboraz se diera un buen batacazo contra el suelo y viera pasar su vida por delante de sus ojos.

Con Viboraz malherido, decidieron no seguir a su agresor y avanzar hacia el barrio mercantil lo más rapidamente posible. Como el cambiante iba dejando un reguero de sangre a su paso y nadie en el grupo podía parar la hemorragia, decidieron pedir auxilio en una iglesia de la Hueste Soberana que lo curó rápidamente y acepto con sumo gusto la donación que el grupo hizo para su causa. Cansados y un poco hartos, decidieron hospedarse en la primera posada que encontraron ya que al parecer la habitación que tenían reservada no era de toda su confianza.

Pasada la noche recogieron su mercancía y entregaron el paquete a Tarok, que aparte de pagarles lo prometido y devolverle a Khamul a Mascahuesos les invitó a visitar al dueño de la posada a la los medianos les habían remitido, ya que al parecer podría tener trabajo para ellos.
Sin nada especial que hacer, decidieron hacerle una visita al posadero y este les comentó que de un tiempo a esta parte una organización de ladron que se hacían llamar "La hermandad" cometía día si y dia tambien robos a todos los vecinos de la zona. Con la promesa de 100 po y un adelanto de 25 por barba, el grupo acepto el trabajo de acabar con ellos (a cualquier precio).
Consiguieron hábilmente con la ayuda de Khamul y Roland averiguar que la banda marcaba sus objetivos con escritura mágica invisible a simple vista y decidieron esperar al próximo ataque para pillarles con las manos en la masa.....




jueves, 11 de noviembre de 2010

Historia de Khamul

Khamul es un bárbaro oriundo de las Llanuras de Talenta sin un lugar de origen determinado, ya que su tribo ha viajado a lo largo y ancho de la estepa desde que él tiene memoria.

Montar el campamento, pastar al rebaño de dinosaurios que su tribu posee en propiedad, buscar comida, reagrupar al rebaño y dormir. Eso es todo lo que recuerda de su infancia.

Sin embargo, con el paso de los años comenzó a destacar entre los miembros de su comunidad, ya que además de las grandes habilidades de caza que todos sus congéneres poséen comenzó a destacar en el arte de la lucha con el Tangat.
Fué entonces cuando conoció al que sería su gran compañero, un garrudo de las llanuras sobre el que siempre va montado y que le acompaña allí donde va, ya sea en un poblado o en la inmensidad de las llanuras.

Decidido a mejorar su talento natural con dicho arma, acudió en peregrinaje a Reunión, uno de los pocos asentamientos fijos medianos en las llanuras. Allí comenzó a tener conciencia del mundo exterior y los asuntos que incumbían a su raza. Su prometedora carrera militar pronto le llevo a ser "alistado" como guarda de lathon Halpum, el mediano que ostentaba el mayor poder representativo de su raza tanto interior como exteriormente.

A este último le molestaba que un tal Galifar exigiera un pago para que los miembros de las tribus medianas pudieran pastar y llevar de un lado a otro de las LLanuras de Talenta a sus rebaños de dinosauris. ¿Quien se creía que era? Su raza llevaba más de mil años pastando en esas Llanuras, antes incluso de que ningún humano se hubiera adentrado en ellas!.

Pero algo se movía en el exterior.... Las expediciones humanas provenientes tanto del Norte como del Oeste era cada vez mayores. Venían seres de todas razas a hablar con el lathon e, incluso en ocasiones contratan el servicio de escuadras de jinetes para propósitos que a Khamul le eran desconocidos. El lathon estaba inquieto, y por ello fué que mando numerosos emisarios a las distintas naciones humanas para que hablaran en su nombre con relación a el "Gran Trato".

Khamul, emprendedor como el que más, decidió ofrecerse voluntario pero el lathon declinó su oferta. Al parecer, sus habilidades no encajaban con las requeridas por éste último. Prefería mandar a charlatanes (incuso a algunous humanos!) en vez de mandar a medianos.
Ofuscado y molesto, no dudó un instante utilizar sus habilidades de sigilo y ocultación para colarse en La Posada Errante, la mayor y más conocida feria móvil de la casa Ghallanda, con la intención de salir de los dominios de sus antepasados para ver que era todo aquello que giraba en torno al "Gran trato".

Daría con la causa de las preocupaciones de su pueblo y haría que la voz de los Medianos de Talenta se hiciese notar......